Martes 21 de Octubre del 2014

Moreno Valle, salvavidas de Elba Esther Gordillo

tempestad13

Por: Valentín Varillas


El pasado domingo, el periodista Raymundo Riva Palacio publicó las siguientes líneas que en el ámbito poblano pasaron desapercibidas:

“Derrotada. Pero en medio del frío político, le inyectaron calor. Fue el gobernador panista Rafael Moreno Valle, quien frente a un representante de bajo nivel del gobierno federal –el secretario de Medio Ambiente-, invitó a su vieja amiga Elba Esther a su informe de gobierno donde ella, no el secretario ni los otros 21 gobernadores presentes, fue el centro de atención. Un evento cuya escenografía y logística le permitió a ella lucir otra vez poderosa. Un acto político donde Moreno Valle, aspirante a la candidatura presidencial en 2018, la puso a volar nuevamente. Y esta semana volvió a ser el centro del universo político”.

El autor detalla así cómo el mandatario poblano arropó política y mediáticamente a Gordillo Morales en pleno embate del gobierno federal en su contra.

Este simple párrafo confirma lo que de sobra se sabe en Puebla, pero que algunos miopes de plano se niegan a ver: para Rafael Moreno Valle, antes que su partido, su grupo cercano de colaboradores o el respeto a la investidura presidencial está su ciega devoción por Elba Esther.

Y es que, mientras los priistas poblanos hacen alegres pronósticos de lo que será su desempeño en el proceso local de julio próximo, dando por hecho que el PANAL se aliará con el tricolor, gracias a los buenos oficios de la presidencia de Peña Nieto, el gobernador de Puebla cierra filas con su madrina política y juntos ya aceitan la maquinita de operación electoral para defender sus intereses políticos en la entidad.

Sí, la misma que fue fundamental para el triunfo del morenovallismo en el 2010.

Es más, ayer mismo el aliancista Guillermo Aréchiga daba por hecho el amarre con el PAN y adelantaba que tienen ya prácticamente en la bolsa 5 candidaturas a diputaciones y 10 a presidencias municipales.

Entre ellas, de por un hecho que el líder de Nueva Alianza en Puebla, Gerardo Islas, competirá por una diputación en alguno de los distritos de la capital del estado.

Como puede ver, el pacto con Elba Esther goza de cabal salud, es a muerte y se mantendrá vigente el resto del sexenio y más allá.

No hay que olvidar que en el obsesivo proyecto presidencial del gobernador, la “maestra” juega un papel fundamental al momento de conformar la plataforma que intentará vender a Moreno Valle como una opción viable para gobernar el país a partir del 2018.

Más allá de los recursos locales que se destinen a la calentura presidencial, Elba Esther es una fuente inagotable de dinero y de capacidad de operación electoral nada despreciable para enfrentar los monumentales requisitos que supone el conformar una candidatura competitiva.

Independientemente de los resultados que arroje el permanente cabildeo que realiza el gobernador con los panistas a nivel nacional, sin el apoyo de Gordillo Morales la posibilidad de que el mandatario poblano gobierne el país es prácticamente igual a cero.

Por eso no importa desafiar a un presidente y asumir el costo en imagen de apoyar públicamente a una de las figuras políticas más repudiadas por la opinión pública nacional.

Hay mucho en juego y la maestra se ha convertido en la más importante aliada del gobernador poblano.

Por eso, en la lógica de Moreno Valle: “todo Puebla es territorio Elba Esther”.

Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Twitter: @ValeVarillas

Comentarios

 
#1 ANDRES C. 13-02-2013 08:46
LA MAESTRA YA PERDIO EL PODER QUE ALGUNA VEZ TUVO NADA MAS VE LOS POLITICOS QUE LA SIGUEN Y APAPACHAN EN PUEBLA EL INVERBE DE GERARDITO ISLAS.
Citar
 

This content has been locked. You can no longer post any comment.

kungfu