Jueves 21 de Agosto del 2014

¿Cómo identificar la violencia en el noviazgo?

Analista del Departamento de Educación en Población..

Tu pareja… ¿te ha pegado?, ¿te insulta, humilla, te hace panchos, se enoja cuando respondes con un no, te culpa de sus conductas violentas? Entonces, esto es para ti.

La violencia en las relaciones de noviazgo muchas veces es disfrazada en “nombre del amor”. Se piensa que una muestra de amor es “saber” todo sobre la pareja.

El tema de la violencia en el noviazgo, no es un tema nuevo, muchas investigadoras/es se han preocupado por este tipo de relaciones. Los primeros acercamientos surgieron a partir de las relaciones de pareja, desde el enfoque de género, que muestran las expresiones de la violencia que viven las mujeres en las diferentes relaciones que tienen con los hombres.

El noviazgo se podría definir como aquel periodo de tiempo que dura una relación de pareja, sin embargo existen otro tipo de relaciones de pareja como las free o situacionales.

¿Qué es lo que duele y lastima en las relaciones de noviazgo?

En los diferentes talleres y conferencias que ofrece el COESPO, con respecto a este tema, algunas preguntas que surgen de las y los adolescentes son: ¿Cómo identificar si mi novio es violento?, ¿qué hacer si mi novio es violento?, ¿por qué algunas chicas no se dan cuenta que su novio es violento?

Con ellos/as se trabaja de la siguiente manera: que definan lo que significa el noviazgo para las mujeres y hombres; qué es lo que les gusta y qué no les gusta. Después de este ejercicio se va develando las formas en que perciben una relación de noviazgo; exploramos lo que les gusta y lo comparamos entre lo que contestan las mujeres y los hombres. Posteriormente analizamos lo que no les gusta. Aquí les preguntamos a las mujeres cómo se sienten, y las respuestas más comunes son: me siento mal cuando me presionan; cuando me celan; cuando se enoja que le hablo a mis amigos. Lo que no les gusta por lo regular a los hombres es: que las chavas sean celosas; que los engañen y que sean fresas o apretadas.

Ya identificadas las situaciones de malestar, definimos la violencia como el uso de la fuerza física, psicológica, emocional, sexual y económica que tienen por objeto someter a otra persona y así buscar un beneficio propio. A continuación comparamos sus respuestas de malestares y las relacionamos con la definición antes descrita. Las y los jóvenes discuten sus repuestas para identificar el tipo de violencia que se ejerce, siendo la psicológica la más frecuente.

Para ello también nos apoyamos en este cuadro de claves para identificar la violencia en el noviazgo; 12 de ellas fueron resultado de la encuesta realizada en el en noviembre de 2004 dentro de la Campaña Amor- es Sin Violencia en el Distrito Federal.

Tu novio/a…

Te cela de amigos/as, compañeros/as de trabajo o familiares.  

Te ha agredido físicamente, cacheteado, rasguñado o golpeado.

Insiste en saber con quién andas.

Ha esculcado tus pertenencias con el pretexto de conocer “la verdad”.

Te ha hecho escenitas o panchos en la calle, en su casa o en la tuya.

Te ha amenazado con dejarte.

Cuando se enoja se queda en silencio.

Te ha tocado, besado o acariciado sin tu consentimiento.

Te ha presionado para hacer dietas, ejercicio o te dice gorda. 

Él/ella decide qué día y hora para verte.

Te ha amenazado con suicidarse.

Te llama por celular cada rato para saber dónde estás y con quién andas.

Has sentido miedo de sus reacciones.      

Te compara con sus ex novias

Estas claves permiten a las y los jóvenes identificar las relaciones violentas.

Más tarde,  hablamos del ciclo de la violencia y cómo es que quedan enganchadas en este tipo de relaciones.

El ciclo de la violencia.

Primera Fase: denominada “Fase de Acumulación de Tensión” (las cuentas por cobrar). Se produce una sensación de pequeños episodios que llevan roces permanentes entre los miembros de pareja, con un incremento constante de la ansiedad y hostilidad.

Segunda Fase: denominada “Episodio Agudo”. En esta fase, toda la acumulación de tensión que se venía generando da lugar a una explosión violenta y puede variar desde un empujo, gritos hasta el homicidio.

Tercera Fase: “Luna de Miel”. Se produce el arrepentimiento por parte de la persona agresora y promete no volverlo hacer, se ofrecen disculpas, se regalan dulces, chocolates, etc.

Muchas personas, en la fase de “Luna de Miel”, consideran el arrepentimiento como una muestra de amor y, por lo tanto, no ponen límites.

Consecuencias.

Las investigaciones han señalado que la violencia en el noviazgo tiene consecuencias como: depresión, baja autoestima, bajo rendimiento escolar, miedo hacia la pareja, falta de apetito, etc.

¿Qué se puede hacer?

Habla con otras personas de lo que te sucede, es importante que conozcan los malestares que tienes en tu noviazgo.

Recuerda que nadie tiene derecho a violentarte y no debes sufrir pena o culpa por vivir una situación de violencia.

Pide ayuda profesional, en nuestro estado hay servicios gratuitos.

Y sobretodo, recuerda que no somos responsables de la violencia de los otros/as.

Tu pareja… ¿te ha pegado?, ¿te insulta, humilla, te hace panchos, se enoja cuando respondes con un no, te culpa de sus conductas violentas? Entonces, esto es para ti. La violencia en las relaciones de noviazgo muchas veces es disfrazada en “nombre del amor”. Se piensa que una muestra de amor es “saber” todo sobre la pareja.

 

Al Portador en Vivo

encabezado

Radio en Línea

radioonline

Equipo Twitter