No hubo trato especial para El Cachetes, afirma Lozano

Por Shanik David

 

La liberación bajo fianza del empresario Othón Muñoz se debió a que los delitos que se le imputaron no eran graves y no merecían prisión preventiva, mas no a algún trato especial hacia este personaje quien tiene nexos actores del grupo morenovallista, sentenció el senador Javier Lozano Alarcón.

 

De manera breve, el exfuncionario estatal comentó lo único que hicieron las instancias judiciales fue seguir al pie de la letra los criterios del sistema penal acusatorio, el cual permite que personas acusadas de ilícitos como portación de armas y posesión de estupefacientes -los cuales se le imputaron al empresario- puedan llevar su proceso en libertad, toda vez que no se consideran delitos graves.

 

“No lo vería como una excepción a la regla sino de la regla misma del sistema penal acusatorio, en el caso del empresario no se le acusa de robo de combustible, el cual tampoco es un delito grave”, puntualizó Lozano Alarcón.

 

Es más, destacó que por las “circunstancias” del empresario también conocido como El Cachetes -que presuntamente tiene problemas de salud- así como la “presunción de inocencia”, son elementos que abonaron a la decisión del juez correspondiente.

 

“No me parece que sea un tratamiento extraordinario, sino parte de lo que es el sistema penal acusatorio”, insistió Lozano Alarcón, quien hace unas semanas confirmó haber conocido al empresario durante la campaña electoral del 2010, además de que éste junto con otros inversionistas poblanos le prestaron una camioneta de lujo para su campaña rumbo al Senado, lo cual quedó evidenciado en fotografías que se hicieron públicas posterior a la detención de Muñoz.

 

Sin embargo, uso este caso para insistir en la necesidad de que se reforme el artículo 19 de la Constitución Política para ampliar el listado de delitos graves, para incluir, entre otros, la portación de armas y el robo de combustible.

About The Author

Related posts