Poblanos con visión pesimista sobre la seguridad pública

Por Shanik David

 

En un año no sólo ha aumentado la percepción de inseguridad entre los habitantes de la ciudad de Puebla, sino que también creció la población con pocas expectativas de que la situación mejore en el corto plazo.

 

Mientras que en septiembre de 2016 se estimaba que 34 por ciento de los ciudadanos de la capital consideraban que la situación de inseguridad iba a empeorar, para el tercer trimestre de este año se llegó a 41.2 por ciento de los poblanos con esta perspectiva del futuro.

 

Pese a esto, uno de cada cinco ciudadanos -equivalente al 21 por ciento- tiene la esperanza de que las circunstancias mejoren, según se refleja en el reporte de la Encuesta Nacional de Seguridad Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

 

En términos generales, en un año se dio un incremento considerable en la percepción de inseguridad entre los habitantes de la ciudad de Puebla mayores de 18 años, aunque las variaciones han sido constantes.

 

Por ejemplo, en el reporte correspondiente a septiembre de 2016, el 71.3 por ciento de los habitantes decían sentirse inseguros, proporción que se disparó tres meses después para llegar hasta el 79.3 por ciento.

 

Para el trimestre siguiente se dio una baja considerable, pues sólo el 65 por ciento de los encuestados consideraron vivir en un lugar inseguro; pero en junio siguiente la tendencia subió al 73.4 por ciento.

 

Al cierre de septiembre de este año el 75.4 por ciento de los ciudadanos percibían un ambiente de inseguridad, lo que representa tres de cada cuatro habitantes de la ciudad capital.

 

No sólo esto, también incrementó de manera exponencial la mala imagen de las autoridades municipales en este período, pues en el reporte más reciente se señala que cuatro de cada cinco -el 79.3 por ciento- consideran al gobierno de la ciudad entre poco y nada eficiente para atender los problemas que aquejan a los ciudadanos, pese a que tan sólo hace un año esta opinión sólo era compartida por el 62.7 por ciento de los capitalinos.

 

Otro dato que es importante destacar es que el 88 por ciento de las personas -nueve de cada 10 ciudadanos- se sienten inseguros en el transporte público, percepción que también aumentó en un año, pues en septiembre de 2016 sólo el 79.6 por ciento tenía cierto temor al abordar estas unidades.

About The Author

Related posts