La Caja China del Huachicol

Por Alejandro Mondragón

 

La crisis del huachicol ha sido combatida mediáticamente desde el sexenio de Rafael Moreno Valle con lo que se conoce popularmente: La Caja China.

 

Este instrumento en política se echa a andar cuando por medio de alguna noticia o suceso se busca distraer la atención de otros hechos, creados o falsos, a fin de engañar la percepción de la ciudadanía con algo que despierte más la curiosidad o el morbo.

 

En el morenovallismo, cada vez que llegaba a los medios de comunicación nacionales y locales un escándalo ligado al robo de combustible se empleaba La Caja China.

 

Este reportero revisó los hechos noticiosos de algunas fechas claves que fueron despertando sospechas relacionadas con la colusión de autoridades y los capos del huachicol y se llevó estas sorpresas que hoy comparte.

 

Es muy probable que en el afán de desviar la atención se hayan torcido las instituciones y metido a la cárcel a inocentes.

El 28 de agosto del 2015.- Dos policías ministeriales fueron ejecutados y sus cuerpos localizados atrás del Arco de Seguridad de la autopista México Puebla. José Francisco Guevara Tapia y Emir Efraín Cobos Reyes, de 38 y 27 años, respectivamente, se desempeñaban en la zona correspondiente a Huejotzingo. La versión oficial dijo que los agentes fueron sorprendidos por los huachicoleros, aunque algunos pobladores indicaron que en realidad, los ministeriales querían más dinero por custodiar el convoy que ya transportaba la gasolina robada en una toma clandestina.

 

Ese mismo día, cuando la noticia de la complicidad de ministeriales con huachicoleros permeaba en los medios nacionales, la Procuraduría de Justicia dio a conocer la detención del presunto asesino de Paulina Camargo.

 

El nombre de José María Sosa Álvarez inundó las redes sociales y noticieros. Fue la noticia del momento. El novio no quiso asumir su responsabilidad y mató a Paulina, quien estaba embarazada. Fue la versión oficial.

 

Lo metieron a la cárcel, lo exhibieron los medios, pero este chivo expiatorio del huachicol lleva dos años en la cárcel, sin que aparezca el cuerpo de Paulina. Lo consignaron por asesinato, pero es la fecha en la que la mujer figura en calidad de desaparecida.

 

15 de julio 2015.— Efectivos del Ejército mexicano detuvieron a Marco Antonio Estrada López y Tomás Méndez Lozano, director y Jefe de Grupo de Operaciones Especiales de la Policía Estatal Preventiva, por su relación con la comisión del delito de robo de combustible a Petróleos Mexicanos. Mientras el entonces gobernador navegaba en un crucero por el Mediterráneo, comenzó a manejarse ese mismo día la versión de que a un año de los hechos violentos en Chalchihuapan, se interpuso una demanda en la PGR contra Facundo Rosas, sí el jefe de los polis huachicoleros.

 

Sorprende la forma en la que los medios usaron el tema Chalchihuapan para condenar al morenovallismo por la muerte del menor indígena y usar la teoría del cohetón cuando su policía había disparado, porque al final de cuentas era un tema que tenía control de daños, incluyendo el mediático. El huachicol era un tema que incomodaba. La Caja China.

 

1 de septiembre 2016.- Por presuntos vínculos con ladrones de combustible, siete agentes de la Policía Municipal de Amozoc y un elemento de la Policía Auxiliar de Chachapa fueron detenidos. Los elementos fueron pillados a bordo de las patrullas P-011, P-012 y P-019, así como de dos motocicletas. Los medios nacionales ya lanzaban sospechas de las complicidades de gobierno en este tema.

 

Para distraer a todos se filtró, ese mismo día, a la prensa nacional que dos empresas poblanas ganaron contratos valuados en mil 122 millones de pesos con un fraude a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

 

Se trata de Constructpue de México y Administradora de Capitales de México (ACM). Ambas constructoras obtuvieron en 2014, en un periodo de ocho meses, al menos 11 contratos con la dependencia federal tras falsificar convenios previos a fin de acreditar su experiencia en licitaciones convocadas por los Centros SCT en 10 estados.

 

Y entonces la atención se desvió. Todo era válido, agarrar de chivos expiatorios en los feminicidios, patear el cesto de los moches y hasta usar temas de crisis bajo control, en aras de que nunca quedara en el imaginario colectivo que el sexenio estaba atrapado en un ducto clandestino de gasolina.

 

Está claro que en el asunto huachicol y otros más siempre se jugó con la opinión publicada para esconder a la opinión pública una realidad que hoy no se puede ya ocultar.

 

El punto es que en pleno escándalo por las ligas de morenovallistas con el huachicol, ooootra vez aparece La Caja China: una joven universitaria desapareció en el servicio de Cabify.

 

Ahí se los dejo.

 

About The Author

Related posts