agosto 23, 2017

Asaltantes libres

Por Jesús Manuel Hernández

Cuánta razón tiene el presidente municipal Luis Banck cuando critica al nuevo sistema penal que por encima de la razón y el sentido común facilita la reaparición de los delincuentes detenidos por el esfuerzo policíaco.

Con una fianza fueron puestos en libertad dos de los miembros de la banda que el 29 de abril asaltó a pasajeros de la Ruta 27 A en Puebla y donde el productor de radio Erik Bolio perdiera la vida.

El esfuerzo del Grupo de Coordinación, Análisis e Investigación Criminal acabó con localizar a la banda denominada “Kalushas”, pero por alguna razón o error jurídico del nuevo sistema penal, ayer martes por la noche dos de los familiares implicados en la organización delictiva fueron puestos en libertad.

El caso del asalto a la Ruta 27A fue muy sonado debido a la presencia del comunicador y el acto de valentía al intentar defender a una madre y su hijo y que fuera ultimado por uno de los delincuentes detenidos, quien sigue preso.

El caso es que en la calle nuevamente andan sueltos parte de los delincuentes, razón que debía servir a los legisladores y autoridades federales a poner en valor el mecanismo de liberación, la definición de flagrancia, extinción de dominio, pues hasta ahora lo único que se provoca es evitar que los ciudadanos linchen o se tomen por su cuenta la importancia de los agresores, quienes son llevados a los separos, a la cárcel para luego ser devueltos a la sociedad con el pago de una fianza.

O por lo menos, así me lo parece.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *