marzo 23, 2017

¿22 meses de qué?

Por Rodolfo Rivera Pacheco

Apenas va a cumplir dos semanas en el cargo de su muy corto mandato de 22 meses y el Gobernador poblano Antonio Gali Fayad no parece muy dispuesto a llevar a cabo una gestión activa e independiente de su antecesor. Por el contrario, al parecer nos esperan poco más de 21 meses de sumisión y complicidad ante el mismo grupo morenovallista.

Ya lo sabíamos, Rafael Moreno Valle reformó la Constitución local para que su sucesor solo durara 22 meses en el cargo y fuera en la práctica un gobierno de continuidad a todo lo que él comenzó y diseñó… cuando no para taparle realmente las espaldas y evitar una persecución como la que ha venido ocurriendo puntualmente en todos los Estados de la República que cambian mandatario, aún siendo del mismo partido.

Gali, pide licencia

Moreno Valle dejó al Fiscal General para que cumpla un mandato que vá más allá del propio Gobierno de Gali, para manejar la aplicación de la ley a su beneficio, al igual que Magistrados y Presidente del Tribunal Superior de Justicia. También dejó para un periodo de 7 años más al titular de la Auditoría Superior del Estado, su amigo y compadre David Villanueva. Impuso a los Consejeros de la Comisión de Acceso a la Información y a los del OPLE poblano (el Instituto Electoral del Estado de Puebla, pues). En todos esos órganos e Instituciones hay titulares morenovallistas, no galistas.

Y el “nuevo” Gabinete ni qué decir: Está conformado en 80% por funcionarios morenovallistas, al igual que siguen siendo los mismos titulares en la enorme mayoría de dependencias estatales de todo tipo (educativas,

Vaya, hasta el nuevo “Director” (o como se llame) de la mentada “Ciudad Modelo AUDI” (invento de control de varios municipios, violando flagrantemente la autonomía municipal consagrada en la Constitución General de la República) es un funcionario que proviene del DIF que encabezó Martha Ericka Alonso. Su empleado, pues.

Me pregunto si los líderes de los Boy Scouts poblanos no también habrán sido impuestos por Moreno Valle y su claque.

Entonces ¿se entiende la pregunta de esta maliciosa columna? ¿Qué estaremos presenciando el próximo año 10 meses?

Porque además, el nuevo gobierno “Galista” quedó embarcado en una deuda que no es deuda… pero que se tiene que pagar millones de pesos mensualmente a los acreedores, que no son otros que los que construyeron las payasadas del Museo Barroco, o la Ruedota de la Fortuna, o los “Parques Lineales” y ciclopistas absurdas que nadie utiliza o el ridículo Teleférico que atraviesa una calle.

Entonces… con Instituciones y Congreso morenovallista. Con Instituciones y órganos con titulares morenovallistas. Con Magistrados y Jueces morenovallistas. Con Directivos morenovallistas. Y con el presupuesto ya compormetido para pagar obras… morenovallistas… la respuesta a mi pregunta original salta a la vista.

22 meses de sumisión y servilismo.

El que sigue y seguirá gobernando se llama Rafael Moreno Valle.

A Gali le dejará que organice torneos de fut y que se ponga de acuerdo con Luis Banck (quien por cierto tiene el sueño guajiro de ser candidato a Gobernador, hasta que le den una patada en el trasero para hacerlo entender que la candidata se llama Martha Erika y se apellida… DE Moreno Valle) para la instalación de ofrendas de Día de Muertos, que nomás le tocará una, por cierto.

Qué triste, ¿no?

Que te hayan dejado ser “Gobernador”, pero que el que mande esté dirigiendo todo desde los helicópteros y a través de su consorte.

Por cierto, la pregunta también es si lanzando a Martha Ericka Alonso de Moreno Valle el PAN gana sin ningún contratiempo. Eso es lo que piensan los morenovallistas, sus genios virales y su líder sempiterno. El problema es que los cálculos suelen a veces ser demasiado optimistas. Cuentas de la lechera, pues.

A mucha gente le parece un exceso dejar a la esposa en el Gobierno.

Nunca ha funcionado en ningún Estado del país.

Moreno Valle se confía porque efectivamente, el PRI está pelas al momento actual (además de ser su aliado indiscutible).

Pero ahora otro factor jugará en la boleta del 2018. Se llama MORENA y vienen con todo (con todo).

¿Gana Martha Ericka sin problema?

Esa es otra historia. Que pronto abordaré aquí mismo. Y hasta les pondré una Encuestita.

okrodo

Articulos relacionados