El PRIAN se fortalece

Por Jesús Manuel Hernández

Cuando ya había vivido algunos años Winston Churchill reflexionaba sobre la visión de un estadista y un politiquero, y decía “El político se convierte en estadista cuando comienza a pensar en las próximas generaciones y no en las próximas elecciones”, nunca mejor aplicada la frase a los escenarios que vivimos los poblanos y el país entero.

El ex gobernador de Puebla vio sólo la oportunidad de ganar las elecciones para reposicionarse camino de otra elección, la presidencial.

Enrique Peña Nieto ha venido tomando decisiones en el marco de garantizar primero el triunfo de su partido en el Estado de México este año y posicionarse para el 2018.

En concreto ninguno de los dos ha mostrado las habilidades de un “estadista”, se limitan a lo inmediato porque su visión es corta, no han caído en la cuenta de que a su edad y con la presión de las generaciones emergentes, de la cada vez notable presencia de los marginales, los políticos de su estilo están pasando de moda muy rápidamente.

El momento ideal que tuvieron ambos por proyectarse como estadistas sufrió un colapso, se vio fallido en el corto, en el mediano y en el largo plazos.

La estrategia de ganar para catapultarse a la candidatura presidencial fue similar a los errores cometidos por Jiménez Morales, quien cedió la plaza para que un amigo del presidente en turno, Miguel de la Madrid, gobernara en recompensa a favores recibidos en la Cámara de Diputados, aunque no hubiera nacido en Puebla.

Manuel Bartlett se amarró la mano, o el dedo como él decía, para no imponer candidato a fin de que Ernesto Zedillo abriera la baraja de la sucesión presidencial en un sistema que estaba ya colapsando.

Ni Peña Nieto, ni Moreno Valle han entendido de la historia, no acaban de comprender que su ejercicio se ha limitado a la politiquería y no a ser estadistas y es que finalmente, ambos han sido educados por el mismo grupo.

De donde bien puede desprenderse que hoy más que nunca el ex gobernador de Puebla puede figurar en la primera fila de los intereses de Peña Nieto dominados por el neoliberalismo apátrida y globalizador para la sucesión enmarcada en una candidatura PRIAN, donde Videgaray, Meade y Moreno Valle han ido con el mismo sastre.

O por lo menos así me lo parece.

https://youtu.be/NoOm_5I3MNk

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *