CCE evitará empresarios “chapulines”

Por: Socorro López Espinosa

Al parecer la disciplina y cumplimiento de los estatutos regresarán al Consejo Coordinador Empresarial de Puebla, al evitar a los empresarios “chapulines”, y que las cámaras que lo integran tengan actitud proactiva respecto a los problemas del sector y del desarrollo de Puebla.

Once años han pasado de la escisión que registró el CCE, algo nunca visto en sus 38 años existencia. Una década de altibajos, en la que hubo enfrentamiento con el gobierno y también sumisión; empresarios que desistieron de la reelección o abandonaron el cargo.

En la entrevista que dio a Balance Financiero, Fernando Treviño Núñez, aún presidente del CCE, asegura que trabajó para fortalecer al organismo, que se pretende que haya continuidad en los objetivos del CCE, que se respeten cabalmente los estatutos.

Muestra su disgusto de que el CCE o cualquier otro organismo empresarial sean utilizados como “trampolín político”. Sin dar nombres, se refiere claramente a Francisco Rodríguez, que estuvo solo un año al frente del máximo organismo privado y renunció para irse como diputado local por el PAN.

Y señala que los organismos y los empresarios “ya aprendieron” a trabajar con el gobierno, y no sólo a reunirse con el gobernador en funciones “para tomarse la foto”, sino para hacer propuestas.

Aunque, también reconoce que no siempre los funcionarios o los diputados los toman en cuenta para consultar algunas disposiciones legales.

Entre otros temas, Fernando Treviño habla de que “les costó trabajo” entablar la relación con el actual gobernador Rafael Moreno Valle, y que con Antonio Gali hay “más interrelación”, es “más accesible”.

En suma, asegura que el CCE continuará con un trabajo más enfocado sobre las necesidades del empresariado y del estado de Puebla para su desarrollo, sin ello signifique sumisión ni enfrentamiento con el gobierno.

Treviño Núñez no quiso dar detalles sobre los cambios que se registrarán en el CCE en cuanto a la elección y permanencia del presidente, únicamente refirió que este martes en conferencia de prensa dará a conocer pormenores de la elección que será el 12 de julio.

Sin embargo, de acuerdo con algunos empresarios consultados por esta reportera, señalaron que sin modificar sustancialmente los estatutos se pretende asegurar que los próximos presidentes concluyan con su periodo para el que fueron elegidos y que no tomen como “trampolín político” al CCE o a cualquiera de los organismos que lo integran.

Como aspirantes a dirigir el CCE se mantienen: Carlos Montiel Solana y Luis Espinosa Rueda.

José Carlos Montiel Solana, es ingeniero civil, y también fue candidato a Consejero Estatal del PAN en 2002.

Actualmente es vicepresidente del CCE, fue presidente de Coparmex. Es propietario de la empresa constructora Grupo MCG SA de CV., la cual es proveedora de Citelum, la que maneja el alumbrado público del municipio de Puebla.

Luis Espinosa Rueda es ingeniero químico por la Ibero en México; actualmente es secretario del CCE, fue presidente de Canacintra, y es director general de la empresa Productos Químicos Industriales de Puebla, S.A. de C.V.

Aunque se busca siempre la candidatura de “unidad” no se objetaría que fueran dos candidatos, y que las cámaras o asociaciones con derecho para sufragar sean plenamente definidas desde el mismo momento en que inicia la contienda, para que no ocurran situaciones como las de 2005 que de última hora se permitió el voto a organismos que en ese momento cubrieron sus cuotas.

Habrá que ver qué tan proactivo se mantiene el CCE de Puebla, que tanto evita la sumisión de sus organismos ante el gobierno aunque trabajen de forma conjunta.

Ejemplos así existen en otros estados como Querétaro o Guanajuato, que llevan la delantera económica a Puebla. En esos estados el empresariado arriesga, presiona y colabora con el gobierno para concretar sus objetivos e impulsar el crecimiento de sus estados, no se involucra en grillas ni enarbola, abiertamente, banderas por algún partido o candidato.

oksoco

About The Author

Related posts