Las Comadres de Chong

Por Alejandro Mondragón

Fueron 27 las palabras que marcaron la elección para la candidata del PRI a la gubernatura, Blanca Alcalá Ruiz.

Esas 98 letras que nunca pudo superar y utilizaron sin misericordia sus enemigos en el morenovallismo para exhibirla.

“En este momento hay dos Pueblas: la del que sólo se transporta en helicóptero y la de los que andan a pie, yo soy de a pie”.

Eso aseguró Blanca Alcalá en el registro de su candidatura al gobierno del estado (21 de febrero del 2016), mientras abajo en el templete Mario Marín le aplaudía con emoción.

Y es que si algo se le critica en Puebla al gobernador Rafael Moreno Valle, es que hasta para ir al cine utilice el helicóptero Agusta.

En el cuarto de estrategia priista se afinaba su discurso la mañana misma del registro de Alcalá.

Ahí estaba su equipo cercano, pero en particular destacaban dos mujeres que en varios ocasiones callaron a los poblanos, porque no saben las nuevas tendencias político discursivas.

Ellas estaban en el equipo, enviadas por el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, y con el visto bueno del dirigente nacional priista, Manlio Fabio Beltrones.

Irene Muñoz Trujillo, quien colaboró hasta hace poco en la gestión del jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Mancera, como directora general de Contralorías Ciudadanas, planteó una frase que, supuestamente, marcaría diferencias claras con Moreno Valle.

“Será la frase de la campaña”, se ufanó.

Alcalá será una ciudadana de pie, a diferencia de Moreno Valle que se la vive en el aire, dijo presuntuosa.

Los priistas le hicieron notar que después del mitin de registro, la candidata tendría que trasladarse hacia Huauchinango para un encuentro con simpatizantes y que si sabían de distancias, iba a ser imposible llegar por tierra.

alpor09junio

Por lo corto de tiempo se usaría un helicóptero prestado por el empresario Darío López, detenido en 2010 en Estados Unidos acusado de estar ligado al traslado de estupefacientes, aunque meses después fue liberado de todo cargo.

Muñoz Trujillo, la de la “genial” idea que marcó a Alcalá, miró de inmediato a Martha Gutiérrez Manrique, operadora de medios de Osorio Chong y ex diputada federal.

Las dos no tuvieron empacho en alzar la voz para correr de la reunión a todos los priistas que se oponían a que esas tres líneas se incluyeran en el discurso.

Van a atacar a la candidata si después de presumir que es ciudadana de pie, lo primero que hace es subirse a un helicóptero, como lo requiere para ir a Huachinango, alegó Edgar Chumacero.

Muñoz y Gutiérrez, a quienes bautizaron como Las Comadres de Chong, le pidieron al yerno que abandonara la reunión, porque no iba a pasar nada y exageraba.

El resultado ya se conoce. Por esas 27 palabras, Alcalá padeció uno de los peores ataques mediáticos y además marcó para mal su campaña.

Irene y Martha fueron incapaces de revertir con sus conocimientos de maestras la crisis de la precampaña. Sólo tomaron sus morrales y se regresaron a la ciudad de México para ver desde lejos cómo hacían pedazos a la candidata que asesoraron.

Habrá que ver a qué personaje estafan, ahora que se acerca el 2018.

Fueron flojas y creen que Huauchinango es un pez.

okmondras

About The Author

Related posts