Participa BUAP en la elaboración de Atlas de inestabilidad de laderas

escudobuap

En el estado de Puebla no existe un Atlas de riesgos sobre el deslizamiento de laderas en las regiones de las sierras Norte, Nororiental y Negra. Por ello la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) participa en el desarrollo de un Atlas de inestabilidad de laderas en la entidad poblana.

escudobuapEsta investigación surgió como una primera etapa de la elaboración de un Atlas nacional de riesgos, proyecto encabezado por el Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred) y en el que participan la BUAP, la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla, Unidades de Protección Civil y diferentes entidades federativas de la República Mexicana.

“No existe un Atlas de riesgos en el país, porque vivimos en la improvisación y en actividades irresponsables por parte de algunos dirigentes, que han auspiciado la construcción de viviendas en lugares de alto riesgo y cuyas consecuencias han sido fatales con la pérdida de vidas humanas. En caso de presentarse un fenómeno meteorológico es cuando se toman las precauciones, pero éstas son tardías”, lamentó Edgar Barona Díaz, responsable del Atlas regional por parte de la BUAP, al igual que el doctor Óscar Andrés Cuanalo Campos, ambos investigadores de la Facultad de Ingeniería.

De esta manera, “con el desarrollo de un Atlas nacional, la BUAP y UPAEP son pioneras en este proyecto en el país, pero sobre todo mostrará a la sociedad su preocupación por los habitantes, al responder con proyectos comunitarios que abordarán riesgos naturales como deslaves y sismos”, destacó Barona Díaz.

Desarrollo de Atlas regional

Para la conformación del Atlas estatal de inestabilidad de barrancas, profesores y alumnos de geofísica e ingeniería integraron grupos estratégicos de trabajo en las regiones de las sierras Norte (Huauchinango), Nororiental (Teziutlán) y Negra (Tehuacán), para ubicar desastres de tipo geológico y geotécnico, específicamente la inestabilidad de las laderas en los lugares señalados desde el 2003 hasta el 2013.

Para este fin, informó el también responsable del Cuerpo Académico 189 de la Facultad de Ingeniería, Cenapred pretende colocar sistemas de monitoreo y alerta en las zonas identificadas como potencialmente peligrosas por lluvias, para proteger vidas humanas y propiedades territoriales.

Por lo que se instalarán inclinómetros (sensores de inclinación), piezómetros (instrumentos para medir la presión del agua) y extensómetros (indicadores de deformación), con el fin de que con este monitoreo Cenapred prevenga a las autoridades de la región sobre el peligro que se avecina y consecuentemente se tomen las medidas necesarias para prevenir inundaciones, abundó el doctor Edgar Barona Díaz.

Estudio de barrancas en la capital poblana

Los peligros no sólo se concentran en las sierras, también los aluviones y derrumbes de laderas internas ocurren en la Ciudad de Puebla donde existen 41 barrancas, de las cuales cuatro son consideradas de extrema peligrosidad: Xaltonac, Epazotlate, La Pila y Honda, zonas aledañas densamente pobladas.

Para prevenir riesgos relacionados con inundaciones, deslaves y sismos de cerros-barrancas, los cuales afectan a algunas de las numerosas zonas de población de la Angelópolis, los doctores Óscar Andrés Cuanalo Campos, Sergio Flores González, Enrique Montiel Piña y Edgar Barona Díaz, integrantes del Cuerpo Académico 189, llevan a cabo el estudio de las cuatro barrancas antes mencionadas, con el objetivo de advertir sobre los riesgos en dichas áreas.

En este otro proyecto los investigadores proponen realizar un conjunto de acciones de investigación que van desde un estudio de los suelos de las zonas de riesgo relacionadas con los problemas mencionados, hasta la propuesta de una solución a la problemática que generan las barrancas en la población.

De esta manera realizaron estudios geofísicos, geotécnicos y topográficos, así como estimaciones del total de su población, detalló Barona Díaz, al tiempo de indicar que esta información será de gran utilidad para la conformación del Atlas de riesgos sobre el deslizamiento de laderas en el estado de Puebla.

De igual forma en el proyecto colaboran profesores de seis especialidades: Geofísica, Geotecnia, Topografía, Arquitectura, Sociología, Diseño Urbano y Costos; la Facultad de Arquitectura de la BUAP, el Centro de Estudios para la Prevención de Desastres (Cepreve) de la Universidad Nacional de Colombia, que recientemente se incorporo, además de alumnos de las diferentes carreras que se imparten en las facultades de la Institución.

About The Author

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *